22 marzo 2010

celebremos

Photobucket

Mi jefa, que primero es mi amiga tiene un sentido del humor de lo más desarrollado y por eso acepté su oferta de empleo, pero esta mañana cuando llegué no me hizo mucha gracia la nota que decía, "Feliz día de la abolición." Sabía que era un presagio, alguien vendría a hacerme sentir fucking oprimido y qué mejor día que hoy pa' mandar a alguien pa'l carajo; con el principio del día así algo tenía que pasar y yo esperé paciente el momento.

Entonces 15 minutos antes de ir me pa'l carajo llegó el momento. No tengo casi cambio y un individuo pide una botella de agua. "Es $1.25" "Tienes cambio?" "No mucho pero deja ver..." El tipo se busca en los bolsillos y yo cuento hasta las perritas. "Lo que tengo es $1.20, puede ser?" "No te preocupes que encontré cambio." Fin de la transacción pero no del encuetro. El tipo que me pregunta, "Tú eres puertorriqueño?" "Sí" Breve pausa dramática por parte de él. "Por eso estamos como estamos yo tengo negocio y yo sé como es esto." Le pregunto "Cómo fué que no te entendí, qué quieres decir con eso?" "Que tú prefieres perder la venta antes de vendérmelo más barato." Le dije, "Mera bróder, el negocio no es mío y a mí me vale poco que el dueño pierda cinco chavos que de seguro no necesita, pero si tú tienes negocio la próxima vez te puedes ir a tu tienda a comprar la botella de agua y mientras tanto te puedes ir al carajo." Durante todo el día locales, turistas y tecatos por igual pagaron sendos cafés sin protesta hasta que llega un cabrón con ganas de joderle el día a los demás. No tuve tiempo suficiente pa' decirle que en efecto estamos así de jodíos porque somos los primeros cabrones que no queremos pagar las cosas a lo que valen ni siquiera teniendo los chavos en la mano.


Felicidades a los que trabajan en el día de hoy y al carajo con el hombre blanco. Se siente cabrón tener un poco de revolución aunque sea vendiendo café.
Publicar un comentario