23 marzo 2010

evitando trabajar en Plaza

Photobucket

Son las ocho y quince de la madrugada y yo en el parking, pa’ empezar, qué carajo hago despierto a esta hora? Que mal me va. Estoy haciendo lo imposible por no entrar y no me tengo que esforzar tanto. Un Pryus blanco se estaciona en reversa en la fila del frente mirando pa' mi carro. El tipo se baja, garet en la boca, marica wallet de medio lao con los gabetes de las tenis color guaynabicho fosforecente and puffing away camino a trabajar en Champs y yo cagándome en mi madre dentro del carro. Puñeta no me quiero bajar, que se joda el trabajo de mierda, yo no necesito esto. El iPod tirando lo que le sale del forro en shuffle y una jeva de esas que trabajan en tienda de zapatos me pasa sus nalgas satánicas por el frente y yo me cago en mi madre una vez más pero eso no es suficiente pa' bajarme, yo puedo, lo he demostrado tantas veces. Siguen llegando los carros y me pasan biombos por detrás. Perse alert number one. Cool, son los Rangers pero hoy no estoy pa' pendejaces. Los he visto apuntarsela con algún tecato y llamar a los guardias de verdad cuando no pueden bregar con el caso pa’ que repartan galleta. Yo nunca estoy en las de coger galleta y menos de desayuno a las fucking 8:27am. Ea y este de dónde salió? No me digas que me van a secuestrar que tampoco estoy en las de tirarme el Cordelia González. Chilea que tú no andas en un Mercedes. Dos carros más, cool. DJ iPod en la casa tirando una poca de Tego Calderón y parece que hay un frente frío en mi carro. Segundo round de biombo. Perse alert number two. Mejor me bajo.

Me voy a dar un café y me encuentro con Los Caminantes. Qué ánimo levantarse pa’ venir a comer mierda y con las tiendas cerrás. No tiene ningún sentido, qué motivación puede ser pasarle por el frente a tiendas que no ofrecen nada para ellos. Hasta donde yo sé aquí no hay dealers de sillas a menos que esta semana sea “Expo Vejez” en los pasillos. Godiva tampoco está abierto y dudo mucho que les convenga jampearse un truffle de almendra a menos que quieran caer al piso como en el último concert de Jim Jones, Live from Guyana pero al lao de la fuente de Moisés. Patético. Bueno el café and let’s get over with this shit plis y la fila del Mesón llega a Time Out, pero que se joda en David’s Cookies el café vale como siete pesos.

“Tu vienes pa’ la entrevista? Pues llena esto y me lo entregas.” No que era una entrevista? Qué esperabas es un fucking kiosco de pasillo así que siéntate totally expossed a llenar la mierda esta and pretend it never happened, just don’t tell nobody. “Nombre. Teléfono. 1. Menciona tres cualidades positivas. 2. Menciona tres cualidades negativas (No puedes dejar ninguna en blanco ☹)” Otras tres o cuatro preguntas más en la misma onda. Última pregunta, “Qué piensas de la honestidad y cómo aprendiste de ella?” No me jodas quién redactó esto? Pensé que había terminado con Discípulos hace tiempo. Esto me pasa por venir. Este es el precio que tengo que pagar, yo lo sé. Karma is a bitch, a bitch indeed. Si ése es el estilo vamos a tirarnos el escuela intermedia writing style pa’ llenar un cuarto ‘e página. Fuck it, ya estás aquí, no te quites papi, “Para mí la honestidad es importante y necesaria porque la honestidad nos permite…” y cuatro mierdas más. Todavía con la esperanza de una entrevista personal no me queda de otra más que hacer la fila tipo comedor y dos se me cuelan en la cara de la tipa que está en el pichea mode. Tú no estabas preguntando de la honestidad? Qué tal eso como una oportunidad pa’ aprender sobre la honestidad? La tipa tiene gafas negras nebulosas a las 9am, OK la palabra del día tiene que ser honestidad. “Carlos…” y lee el papel por delante y por detrás a las millas y yo que le metí cariño al examen, “…no me pusiste la disponibilidad.” Lunes a viernes 8am a 4pm, eso es lo más que estoy dispuesto a sacrificar mi dignidad por trabajar en esta mierda de tienda wannabe. Pero si uno le dice eso así, con toda la honestidad del mundo, les está malo; “you want the truth but you can’t handle the truth.” “Puede ser para cualquier tienda o para esta solamente? OK, cualquier cosa nos comunicamos contigo.”

Pa’ eso madrugué! Pa’ eso es que se va a la universidad coño! Pa’ venir a buscar trabajo a Plaza las Américas y que te entrevisten en un pasillo. Como dice mi pana el poeta callejero H.A. Ramírez, “Nos mintieron con lo de la educación. Nos mintieron asquerosamente.” Por lo menos en la fila de la ATH está la jeva del parking y puedo chequear esas nalgas satánicas otra vez antes de irme pa’l carajo. Camino al carro me dan otra ronda los Rangers. Se me olvida que ahora estos cabrones andan con taser guns and there’s no need for higher voltage in my system y la gente llegando cual bandadas de palomas. Perse alert number three. Dónde carajo dejé el carro? Chilea, concéntrate y busca un Pryus blanco.
Publicar un comentario