17 marzo 2010

trompa loca

Photobucket

"Pónle nombre al elefante de Santini", es un concurso del propio Santini en colaboración con el excelso periódico nacional, El Nuevo Día, pero qué se puede esperar de un gran periódico?

Se retira Remi y el adicto de Santini le quita el sombrero y se convierte en el nuevo payaso nacional, aquí la payasería es la droga por excelencia a nivel de gobierno. Menuda ridiculez, un elefante real size frente al Museo de la Vida Silvestre. Sí, tú sabes el elefante típico boricua, el que se pasea por la campiña y por las praderas del país. El elefante que llegó desde el viejo mundo caminando por el estrecho de Bering hasta América del Norte y después caminó por encima de los dos carriles de perico que tiró Santini desde la península de Florida hasta la Avenida Kennedy donde el animal decidió que estaba como en su casa. Entre basura, mangles jodidos y una peste a mierda encabroná, pero a pasos del campo de golf por si quiere meterle al ejercicio.

Toda una migración de este animal que abunda silvestre en estas tierras nuestras. El museo todavía está cerrado pero ya se están apuntando las escuelas que irán en manadas a disfrutar de este espectáculo y por supuesto, a aprender. Después de mucho pensar, un pana lo bautizó como el elefante Trompa Loca.
Publicar un comentario