09 marzo 2016

el mamoseteo boricuex

A photo posted by Carlos Ambert (@elamberto) on


Se extiende el asunto del robo intelectual en el cine del patio mientras aparecen en escena los defensores a raja tabla con t-shirts de 'Apoyo lo de Aquí' a decirle traidores a quienes hablan claro mientras la Comisión de Cine piensa usar en su próxima campaña publicitaria el slogan que no escribió "El cine boricua es más que una película".

A todas las voces que se alzan al respecto se une Roque Gallart quien se hace llamar Rocky 'The Kid', que si hablamos del apodo de 'Transfor' Ortiz hay que reconocer que lo mejor que le queda a Rocky es el nickname que lo identifica como lo que es, un chamaquito acomodado, hijo de papi y montado en el caballo de los medios jugando a pistolero del oeste. Y así disparó al aire como bala loca su opinión como personalidad de la radio y es que los actores no deben hablar al respecto, mucho menos la protagonista principiante de 'Vasos de Papel' porque ella no tiene trayectoria suficiente que valide su derecho a opinar. Pura comunicación el niño para quien solamente los mayorcitos con trayectoria pueden hablar, así como cuando los viejos decían que los niños hablan cuando las gallinas mean y si tienen suerte si se les pregunta algo. Es como decir "Mira chamaquita, si los que tienen fama y reconocimiento no dicen na' tú tampoco vas a decir un carajo"; aquí mi voz se une a las miles que gritan por las redes Rocky mamabicho!

El animador de un programa que se llama 'Descarao por la noche' habla sobre respeto, ja "that's fucking hillarious". Entonces el mínimo requisito pa' ganarse el respeto es tener trayectoria, como los ancianos que gritan y joden en la calle y en vez de disculparse exigen respeto a cuenta de su seniority, como si llevar veinte años haciendo mediocridad en los medios fuera licencia pa' ejercer la libertad de expresión. Cómo hacen trayectoria los que no empiezan a hacerla y los que no tiene padrino? Qué experiencia de mierda es embarrarse en pantalla grande de esa manera y quedarse callao? Además que culpa tiene Fatmagül?

Es fácil hablar de trayectoria cuando la que tienes te la puso en las manos tu papá. Si algo bueno tiene este escándalo sobre la copiaera es que uno de los talentos se atrevió a abrir la boca pa' señalar el fiasco mientras el director del plagio se justificó diciendo que al menos creó empleos. Cualquiera se puede quedar callao con la excusa de seguir atornillando su nombre en la farándula y el artistaje nacional. Hace falta tener un poco de ética pa' levantar banderas que otros ven y dejan en el piso como el carrito en el parking, como la lata fuera del zafacón que además del que la tiró hay miles de puercos que le pasan por el lao y la dejan tirá.

08 marzo 2016

el copiete boricuex



La película "Vasos de Papel" es el nuevo escándalo artístico y farandulero en la Isla no por romper records de taquilla en las salas del monopolio de Caribbean Cinemas, si no por ser un calco verbatim traducido con Google Translate a español boricua de una película que casi nadie recuerda a excepción del "escritor y director" de cine Eduardo 'Transfor' Ortiz. Sobre el asunto, el periodista de cine Juan Fernández Paris dijo que esa práctica de robo/tributo es "modus operandi" en el medio y ya se ha comentado sobre los malos copietes a escenas de Hangover, Police Academy, Porky's y sabrá Jacobo Morales cuantas otras más. Entonces esto de la copiadera no es nada nuevo en el tipo, igual a esta que es su séptima entrega. En "sus películas" anteriores se había tirado la movida pero en menor escala, esta vez  Ahora le encuentro más sentido al nickname de 'Transfor', lo de él es transformar... qué joyita!

Por un lado jode que alguien consiga dinero y recursos pa' producir y publicar a cuenta de copiar un libreto que logra vender como trabajo original; por el otro y en lo personal no me sorprende la noticia del copy-paste en full HD, la TV nacional hace exactamente lo mismo y eso tampoco es cosa nueva, más que "modus operandi" es costumbre y de las malas como diría alguna abuela. La verdad es que aquí estamos mal acostumbrados al reciclaje de entretenimiento con la excusa del tributo como si se tratara de chamacos de escuela superior que montan una banda de covers pa' hacer un par de pesos en gigs de fines de semana. Con el pretexto del tributo se sigue haciendo el sketch gastado del Colegio de la Alegría aunque con nombre transformado a La Escuelita, y el famosísimo paso de comedia de Los Genios que ahora No Saben Na'.

Y sucede así por uso y costumbre, por falta de ética y profesionalismo de la gente del medio, por la falta de equipos de producción preparados y especializados, empezando con la falta de escritores libretistas dedicados únicamente a escribir en las producciones locales. Esa posición no existe en las producciones locales ni aparece en los créditos de ninguno de los programas porque no los dan, siempre cortan justo antes de las últimas dos palabras en la despedida pa' soltar rápido un anuncio de los auspiciadores que pagan pautas pero no libretos. Pónme música de tensión [SUSPENSE AUDIO EFFECT]... este bochinche sobre la televisión nacional no me lo contó nadie damas y caballeros, esto lo vi con estos rotos que tengo en los bolsillos. Más de una vez en mi carrera no existente como libretista de televisión presenté libretos en mesas de producción que luego de producir carcajadas y comentarios durante la lectura no me los pagaron porque no los usaron; la excusa según producción es que libreto grabado es libreto pagado y el mío no lo pagaron porque no lo grabaron... semanas después veo al aire en la tele el mismo sketch que presenté pero con los nombres de los personajes cambiados, los policías de mi sketch eran Martínez y Figueroa,  y en la versión que sí se grabó se llamaban Rivera y Rodríguez en las mismas exactas situaciones con el mismo diálogo pero en diferente lugar, la producción cambió una cafetería por una panadería. Aunque yo no lo cobré estoy seguro que el director del programa se embolsilló esos miserables cincuenta dólares que pagan aquí por cada libreto en pleno siglo veintiuno. Esa es la importancia que la industria local le da a la parte esencial de toda producción. No hay equipo que vele por la integridad del producto que se hace porque ni hay integridad ni hay equipo. Si nos vamos a copiar de Hollywood y la TV gringa o de donde carajo sea, dónde está la mesa de escritores y las revisiones con páginas de distintos colores, dónde están los productores como profesionales no como embelequeros que venden la mejor mierda posible con el mínimo de self respect a cuenta de pasarle por encima al trabajo de los demás y al no trabajo de su parte. Como diría mi padre, "esa es la típica charca de la que hablaba Manuel Zeno Gandía".


14 diciembre 2015

la importancia de Inigo Montoya

 

"Hello. My name is Inigo Montoya. You killed my father. Prepare to die."


Me gusta llamar a la gente por su nombre y apellido, es una costumbre de los viejos de en los tiempos del televisor en blanco y negro que heredé de mis abuelos y de los ancianos con los que compartí en mi niñez. Es la firma, la identificación más básica de cada cual y una forma de impartirle la propia personalidad a la palabra que se da, como cuando mi madre me decía: "Carlos Omar como tenga que ir a la escuela porque una maestra me manda a buscar yo te juro que delante del salón te doy una pela que te van a tener que echar agua como que me llamo Elsie Camacho"; cualquiera que hubiera sido la consecuencia iba a ser seria si tenía la firma de ella, la misma firma que daba en Island Finance pa' coger un préstamo con la promesa de pagarlo a tiempo y completo.

Entonces en estos tiempos de tecnología es cada vez menos la gente que usa su nombre de pila, tener otra identidad es tan sencillo como abrir una cuenta de email usando información diferente a la que aparece en el certificado de nacimiento. Es más fácil tener uno o varios seudónimos para evitar el reconocimiento en el mundo tridimensional que nos rodea fuera del Matrix, la manera más rápida de hacerle un 'boost' a los niveles del atrevimiento al momento de opinar y a la hora de mandar alguien pa'l carajo sin cambiar letras en las palabras por arrobas y signos de exclamación. Es suscribirse al refrán de tirar la piedra y esconder la mano, cosa que no es más que un eufemismo muy largo pa' decirle a alguien pendejo, como a los pusilánimes digitales que comentan usando cualquiera de sus 'nicknames'.

Esconderse en tiempos de los 'drones' y todo el espionaje cibernético es cada vez más difícil y vivir con la ilusión de que llamarse Chiviripopi_27 es suficiente pa' tener privacidad en la era de Facebook P.I. es simplemente una ilusión. Por eso me gustan las escenas de Inigo Montoya en "The Princes Bride" cuando se identifica ante la gente a punto de enfrentar: "Hello. My name is Inigo Montoya. You killed my father. Prepare to die." Es su motto, su mantra, su misión clara y su propósito establecido tal cual es... como decir "Hola. Soy Fulano de Tal esto es lo que pienso. Esto es lo que digo."