22 marzo 2010

complacer y defraudar

Photobucket

"¡Viene deja la lloraera y báilame mono...bái-la-me!"
- A. Garay



Así es la pendejá y todo el mundo tiene la capacidad de hacerlo pero algunos se destacan más que otros. A finales del siglo pasado este individuo se atrevió poner su cara en varias de las cosas más graciosas en la tv nacional de aquel momento. Un día no sé qué carajo pasó que le dió con meterse al gym pa' ponerse más bueno de lo que estaba al natural y en una fuerza mal hecha algo en el cerebro se le jodió. Eso pasa, los cables se desconectan y más a menudo de lo que uno está dispuesto a aceptar, pero así es la cosa.

Un tipo que se supone que ponga a la gente a reir y a gozar se pone a llorar frente a las cámaras a la menor provocación. What the fuck mano? Cada quién camina o corre por lo que le dé la regalada gana pero deja de estar jirimiqueando. Cuál es tu guille de Dagmar, let her do her job. Se supone que eres original cabrón don't go around copying her style que tú sabes que los copiones están en el canal de la competencia y la cosa ya no es contigo porque tú ya no haces comedia. Así mismo es bróder y alguien te lo tiene que decir. En qué momento Plinia pasó de ser una vieja medio rebulera a ser la vieja en esteroides que anuncia los juegos de cama de Mueblerías Berríos. Como se puede pasar de ser fucking Trompetilla/Tortillín a ser el tipo que llora en un homenaje pendejo en el Capitolio frente a ese montón de pendejos y resolverlo todo con una imitación sin libreto ni consecuencias de Pedro Roselló?

Hay preguntas que no tienen respuestas o no vale la pena contestar pero me las hago como quiera pa' oxigenar el cerebro...Qué carajo pasó con los chistes? Por qué los maratones crísticos? Cuál es el cabrón chiste detrás de un tipo vestido de vieja en crocks leyendo el periódico por primera vez en el día con voz de paciente acabao de operar de las amígdalas? No lo entiendo aunque admito que lo más gracioso debe ser el sólo hecho de que es funcking sureal que estas alturas estemos en las mismas y recurriendo a la copiaéra. No necesitamos otro Don Cholito bróder, a él ya le quedó bastante cabrón. Atrévete a tirar la tuya al medio. Tampoco necesitamos otra copia barata de la Comay ni mucho menos otro Tatín por amor a dios. I bet there's still some funny out there, pero pa' lo que estás haciendo mejor salte y métete a maestro de aeróbicos.
Publicar un comentario