04 abril 2010

una fuerte explosión

Photobucket

Los reggaetoneros en este país eran unos traqueteros y así es que debe ser la cosa, genuina, nada de frontes y cogías de pendejo al público. Si van a jugar a los malandros, nada de hacerse los maliantes, había que ser un "maliante de la calle" pero de verdad. Nada de canciones pendejas de discotequeo de Wisin y Yandel, hablo de los que empezaron a cantar cuando la pendejá se llamaba Underground, los mismos que ahora están en la lista pa' irse a cantar Under for real. Y quién mejor que Baby Rasta para ser el spoke person del corillo.

Dice que está loco por volver a cantar y no sé cómo carajo le quedan ganas después de coger reverenda rociada de plomazos de los que le aterrizaron encima más de dos o tres. "Tengo que responderle a dios, le debo mucho a dios", mere bróder a quien le debe y a quien le tiene que responder es a los que te dispararon. "Estamos en unos tiempos donde los jóvenes están muy necios y no quieren escuchar, ellos quieren hacer lo que le plazca." Me jodí ahora con Sor Baby Rasta, que pasó con la punto cuarenta que tenías para volarle la cabeza al que se meta? Qué pasó con la R-15 y con el cuento de que "vine que, vine, que vine a matar"? Estamos claros que es una metáfora barata propia del estilo pero los del otro bando también tienen su estribillo aunque no lo graben en una canción.

Perfecto, vamos a ser unos hijueputas hasta cinco minutos antes de jodernos, cuando el miedo al tridente y las calderas del infierno le cambia el lamento en baile hasta los más maliantes. Es claro que cuatro tiros le cambian la vida a cualquiera pero tan hiócritas los que no creían y ahora a fuerza de plomo o cáncer creen, como hipócritas los que antes juzgaban y ahora los reciben con brazos y bolsillos abiertos. Es todo una moda, un negocio, una competencia por ver quién recoge más estrellas apagadas, "A mi iglesia va La Taína", "Pues a la mía fueron a cantar anoche El Father, Mexicano y Baby Rasta." It just doesn't make any fucking sense!
Publicar un comentario