04 agosto 2009

el Huracán Porcina

Photobucket

En medio de la histeria colectiva y a falta de dinero pa' comprar tamiflu aunque no lo necesiten, la gente aprovecha los precios de quemazón de Walgreens para llenar sus botiquines hasta los cojones.

Como en época de huracán pero cambiando el corned beef y las galletas export sodas por sanitizer y jabón líquido antibacterial; el animal puertorriqueño arrasa con todo lo que encuentra en las góndolas. Supongo que muchos usaron el viejo truco de ir en familia y mandar a cada miembro del clan a comprar el máximo posible de potingues con la cura para la fiebre.
Publicar un comentario