30 octubre 2016

al boxeo se juega con los puños

Al boxeo se juega con los puños, no con la boca.

Una de las cosas que ni en mis más salvajes sueños me atrevería a hacer es boxear. Primero no entiendo como por dinero hay gente que accede a descoñetarse la existencia y lastimarse hasta que caiga el primero que no aguante más, eso es masoquismo a nivel profesional. No son dos cabrones borrachos en la calle metiéndose las manos porque uno le cogió las nalgas a la jeva del otro, un boxeador, desde los más gremos y gulembos hasta los grandes del deporte dedican su tiempo a prepararse físicamente pa' aguantar hasta doce veces tres minutos de altas probabilidades de incapacitación permanente por cada pelea que acceden a tener.

Lo mismo se puede decir de UFC donde las probabilidades de decoñete son mucho más altas, pero el boxeo es más deporte, tiene más elegancia, más estética y la elegancia de los cuantes brillositos que se ponen... entonces como donde quiera se cuecen habas, el boxeador profesional William 'Papito' Vázquez pensó que estaba en un programa de lucha libre y en su viaje redefine para nosotros los nuevos niveles de lo que se conoce como papelón,
En un momento se oye una voz de mujer que le dice a Vázquez, "Espera al sábado", así sin animosidad de amenaza ni de advertencia. Es una voz como la de la que habla la bomba, una voz divina del cielo que lo llamó y le dijo uno de los principios más básicos, "no hay plazo que no se venza, espera al sábado"...

Entonces llega el  día del desmantelamiento maquiavélico prometido por "Papito" Vázquez y el resultado sería que López terminaría casi muerto en el hospital y esto fue lo que pasó...



No soy seguidor del boxeo y hasta ver la conferencia de prensa no sabía quién puñeta era Papito Vázquez pero él se encargó de hacer su impacto en mí y nunca lo olvidaré por eso. Estos videos serán el top de mi playlist por muchos años. No soy fanático de López pero quería que ganara porque ni Chicky Starr en sus mejores momentos se hubiera permitido irse en el viaje que se fue "Papito" Vázquez y en la lucha libre sí que se espera y se vale el boconeo.

Al final López no quiso quedarse atrás en el teatro deportivo boricuex y fue a meterle las manos al entrenador de "Papito" como si el tipo viniera a darle con una silla por la espalda y terminó con la cara más hinchada por un puño de la esquina que por once asaltos con el peleador hablador. Si hubiera peleado el coach sí que hubiera habido desmantelamiento en la cara de Juanma López; velen a ese prospecto que parece que aunque no habla pega duro.

Sólo la política puertorriqueña supera esto está al nivel de la lucha libre y así se espera que sea aquí.

Publicar un comentario