23 septiembre 2014

23 de septiembre



"Remember, remember the twenty third of September..." 

Un intento de libertad e independencia es lo que celebramos el 23 de septiembre en la Isla de Puerto Rico, para mí el mejor recordatorio de que en algún momento de la historia se hizo algo más que una marcha donde la gente camina con cencerros y panderos por las calles cargando pancartas y gritando consignas desafinadas. Pero en un país sin memoria colectiva sólo importan los viernes sociales y los días feriados que nos llegan al calendario como nieve que trajo Doña Fela, que para quienes no tienen la referencia, fue una alcaldesa de San Juan que trajo nieve en un avión desde Estados Unidos para dejarla caer hecha agua como llovizna sobre el piso lleno de mierda del Parque de las Palomas un Día de Reyes, pero eso es historia de otro post...

Éramos la última colonia de España en el Caribe y el 23 de septiembre de 1868 la situación cambiaría con el Grito de Lares. Ese era el plan maestro que contaba con la planificación y apoyo de hombres y mujeres inteligentes de conciencia y voluntad dentro y fuera del país además de la organización de grupos revolucionarios en varios pueblos de la Isla que harían posible el jaque político hasta que las autoridades españolas se enteraron del plan y la estrategia gracias a un chota, un soplón, una rata o póngale el adjetivo que más le guste, lo importante es que el plan se jodió como se jodió nuestra independencia y todos los que en aquel momento la lucharon y defendieron.

Cuando visité la República Dominicana y México me di cuenta de que por mal que se vieran las cosas en las calles y en el país hay una verdad que no se habla por lo evidente, la gente tiene en su conciencia nacional que "Si estamos jodíos es porque a nosotros nos da la gana, por nuestras propias decisiones y porque nos jodemos nosotros mismos, no porque viene alguien de afuera a jodernos". En otros países los himnos nacionales son odas a la libertad, canciones de guerra y revolución patria mientras que en Puerto Rico nos llenamos de orgullo y mano sobre el corazón abrimos la boca pa' entonar La Borinqueña, el más sumiso y pendejo de todos los himnos habidos y por haber en la historia del Mundo.

Es deprimente que el 23 de septiembre conmemore solamente un intento de libertad, de la misma forma que es patético y humillante ser el único país de America que no celebra su propia independencia y que nos conformemos con el BBQ y los fuegos artificiales del 4 de julio. Como decía mi profesor de historia en el Colegio de Mayagüez, Luis Norberto Tomassini "Puerto Rico es el único país que celebra la independencia del país que lo oprime".

"Despierta borinqueño que han dado la señal, despierta de ese sueño que hora de luchar."


#GritoDeLares #PuertoRico #ProhibidoOlvidar #FreedomNot
Publicar un comentario