18 diciembre 2011

querer no es poder

Photobucket

"No hay refrán que no aplique" dice el poeta callejero René Ambert y estaba de acuerdo con él hasta que encontré uno que me parece la excepción a la regla, el famoso 'Querer es poder'. Más que un refrán, es un decir que vive en la boca de los auto proclamados motivadores para subirle el autoestima a quien se conforme con repetirse a sí mismo el mantra siete mil setecientas setenta y siete veces antes de tratar de hacer lo que sabe que no podrá lograr.

Y así hablando del que quiere, mi abuela decía que "el que quiere pescao se tiene que mojar el culo", y nada tan profundo como el mismo mar de donde salen los peces. La cosa no es tan fácil como decir quiero esto y tengo esto. Así de fácil es pa'l que quiere y puede porque tiene dinero pa' comprarlo, pero el que no tiene, tiene que meterse al agua o no come un carajo.

"Cuando sea grande quiero ser astronauta" dice el niño y sus padres responden, "Claro que sí mi amor, tú puedes hacer todo lo que te propongas en esta vida". Y así crecen los sueños del niño que por falta de interés y conecciones adecuadas en su cerebro nunca participó en una feria científica, y cuya estupidez irreversible e innata le regaló una C como nota más alta por doce años consecutivos en la clase de matemáticas. Háblele claro a sus hijos, dígale que hay que estudiar con cojones, dígale que hay que tener talento, pero querer no es suficiente.

Tú quieres ser cantante de una banda pero no afinas. Tú quieres una casa en la playa pero no puedes pagar ni la renta del apartamento donde vives. Tú quieres viajar pero no tienes ni pa' llenar de gasolina el tanque del carro. Tú quieres tantas cosas pero no puedes por tantas razones y esa es la verdad. No. Tú no puedes, acéptalo y brega con esa. El resultado del engaño es la frustración.

No hay mejor auto ayuda que la que uno mismo se da. Ya hay mucha gente tratando de cogerte de pendejo en la calle, no le hagas la tarea más fácil. Querer no es poder, son dos palabras distintas, nunca han sido ni serán sinónimos por más que la metáfora de un refrán trate de unirlas para convertir en ilusión y falsas esperanzas la incapacidad del que no puede conseguir lo que quiere.



Publicar un comentario