09 septiembre 2011

revolución o fuegos pa' la virgen



Eran las nueve thirty something de la noche, recién terminaba de usar el baño después de ver la Selección Nacional de Baloncesto coger una pela en el pre olímpico por veinte puntos contra Brasil. Entonces justo termino de limpiarme escucho explosiones: 'Boom, boom, tu-túm' "Qué carajo es esto? Fuck! Llegó la revolución y me cogió eñangotao y con los calzones abajo."

Me subo los pantalones. Apago la luz. Salgo agachao a la marquesina. Estoy lejos del área metro y alguna razón prejuiciada le da block a la ola criminal que nos pasa el rolo con ciento y pico de asesinatos más que el año pasado pa' esta fecha. Pero después de un mes de promoción intensa en los medios sobre la celebración del décimo aniversario de septiembre once, pensé que era un ataque terrorista súper low budget. "No puede ser. Qué carajo vendrían a buscar los terroristas en una montaña de Aguas Buenas?" Eso mismo, un carajo.

Entonces pensé en el asunto caliente del día; el informe del United States Department of Justice que acusa a la Policía de Puerto Rico en resumidas cuentas de corruptos criminales con pobre entrenamiento y ninguna supervición, que se entretienen violando los derechos civíles de la gente, repartiendo palo, puño, bofetá y plomo al garete por la calle, salga el tiro por donde salga.

"Es un golpe de estado de Los Macheteros...Filiberto vive puñeta! El Grito de Lares revisited a unas semanas de la conmemoración un año antes del próximo Apocalipsis en calendario." Poesía, numerología de pacotilla y cagazón. "Qué está pasando?"

"Esos son fuegos artificiales pa' la Virgencita...Ven pa' que los veas!" Contestó tranquilamente desde su balcón la vecina con Alzheimer con actitud de "Es algo seguro mijo, la iglesia está detrás de todo esto." Lo cogí como una invitación a la calma antes que llegue María, próxima tormenta tropical que promete dejarnos sin energía eléctrica una semana más, así que me dejé llevar casi en nombre del Señor.

Ahora pa' cerrar el día, los perros gritan, se escucha un poco de reggaetón por la calle pa' acompañar el catarro y tiros sueltos de bajo calibre a la distancia. Esta noche no he visto biombos azules.


Publicar un comentario en la entrada