20 diciembre 2008

de la bala perdida

Photobucket
Arte: Alberto Montt.

A los anormales, no disparen al aire.


En despedida de año
el treintiuno 'e diciembre
la familia estaba alegre
el año nuevo esperando
to' el mundo estaba cantando
a coro en la marquesina
y doña Lola salía
con una copa en la mano
al lado de ella su hermano
el brindis ella diría.

Las doce marcó el reloj
la gente ya celebrando
entre ruido de petardos
el año nuevo llegó
y un tipo con un cañón
lejos de allí disparaba
mientras gatillo jalaba
se olvidó el muy charlatán
del aquel famoso refrán
que to' lo que sube baja.

El plomo que desde el cielo
bajaba con furia loca
se encontró con doña Lola
y se la llevó al momento
qué grande fue el sufrimiento
que pasó toda esa gente
quién iba a tener en mente
que una cosa así pasara
niños y grandes lloraban
sin un consuelo aparente.

Por eso no sean mi gente
como el cabrón de este cuento
no caucen el sufrimiento
ni la muerte a un inocente
no sean tan negligentes
y vivan el día a día
disfrutando en armonía
mejor con sus amistades
no jodan las navidades
por una bala perdía.


Publicar un comentario