17 enero 2012

defend the internet

Photobucket

El primer día que tuve internet estuve más de veinticuatro horas despierto, maravillado e idiotizado frente a la computadora. Fue un jueves por la tarde y el viernes no fui a la universidad; todo estaba allí y desde aquel momento pienso en lo fácil y accesible que sería aprender sobre todo lo que no me habían enseñado en la escuela ni me enseñarían en la misma universidad sentándome frente a una computadora. "Al carajo la beca y el diploma, con $14.95 al mes puedo convertirme en un Ozymandias y me dan 4MB para hacer mi propio website!"

Vi nacer el internet con sus conecciones ruidosas via dial-up, el sonido maldito de los chats en ICQ y también cogí más de una docena de cd's de America Online 30 Days Trial que nunca probé. Abrí una cuenta de email en Hotmail con un nombre compuesto de números y letras sin sentido, luego cambié a Yahoo, conocí gente de otras partes de Mundo sin salir de mi casa y cuando quise hacerlo busqué pasajes, hoteles y mapas en Google. Abrí un canal de Youtube sin tener videos que subir, vi el "rise and fall" de Myspace, por obra del diablo caí en la trampa de Facebook y ahora trato de mudar a mis fans/amigos a Twitter.

En el "in between" de aquel día en 1997 hasta hoy no tengo manera de recordar cuántas fotos, blogs, música y videos he visto, ni de cuántas noticias me he enterado via internet, la única y mejor manera de enterarse en Puerto Rico de lo que pasa allá afuera en el Mundo grande. Si aprueban la ley en estos días, tendré que levantarme en las mañanas a desayunar SOPA en vez de pan y café mientras no me entero de qué es lo que está pasando. Quizás esta es a la lucha más fácil o cómoda que me queda pero en alguna hay que participar y siento que de alguna manera I have to Defend the Internet.


Publicar un comentario